Zoología - Museo Raimondi

Zoología

Una de las manifestaciones más significativas de la gran riqueza natural del Perú es aquella representada por la diversidad de su fauna. Costa, sierra y selva son hogar de multitud de animales, muchos de los cuales eran desconocidos para la ciencia de aquel entonces.

La primera comisión de Raimondi al servicio del estado peruano tuvo como objetivo la evaluación de un recurso propio de su rica fauna: los depósitos de guano. Sus agudas observaciones y rigurosos análisis sobre esta materia le valieron ser reconocido como uno de los primeros en postular que esta gran riqueza era resultado de los desechos orgánicos de millones de aves que pueblan nuestro litoral. Las gigantescas acumulaciones de las islas Chincha, de más de cuarenta metros de altura, tuvieron su origen en miles de años de continua ocupación de gaviotas, piqueros, guanays, cormoranes, pingüinos y zarcillos. Riqueza que como advirtió el sabio, fue dilapidada sin generar provecho significativo para el país.

Sus viajes por el Perú están llenos de anécdotas y observaciones sobre la conducta de los animales, desde los criterios que deben primar en la selección entre el caballo y el burro de acuerdo a las características de la ruta a seguir, crónicas sobre la astuta conducta de los zorros, la reacción de los camélidos a fin de evitar los rayos de las tormentas eléctricas, el constante asecho nocturno de los murciélagos o el descubrimiento de los “guacharos”, singulares aves nocturnas que pueblan las cavernas de la Tingo María.

La recolección de una muestra de la amplia variedad de fauna propia del área andina siempre representó un reto para Raimondi. Lo apretado de sus itinerarios, lo escurridizo de la mayoría de especies así como las complicaciones para su conservación debieron hacer de esta tarea una de las más complejas de todas en las que estuvo empeñado. La manera como solucionó este problema fue conservando sólo la piel de los individuos, especialmente en el caso de mamíferos y aves. Aquellos de tamaño reducido, como peces y reptiles, fueron conservados sumergidos íntegramente en frascos llenos de alcohol.

Aún después de culminados sus viajes por el Perú, Raimondi siguió empeñado en aumentar sus colecciones, especialmente en lo que animales se refiere. Para ello contrató los servicios del especialista en zoología de origen polaco Konstanty Jelski, quien a su vez fue su contacto con prestigiosos científicos de la Universidad de Cracovia. Es particularmente importante su colaboración con el afamado ornitólogo Taczanowski, autor de la célebre obra "Ornothologie du Peruo", (Ornitología del Perú), publicación que se basó en la investigación de una muestra de aves enviada por el mismo Raimondi.

En síntesis, es posible afirmar que la labor de Raimondi en el campo de la zoología fue muy importante, aunque ciertamente se trata de una de las facetas menos conocidas del sabio.

Copyright © 2017 - museoraimondi.org.pe

Av. La Fontana 755, La Molina. Lima 12 - Perú - T (+511)614-9700 F 614-9701 - webmaster@museoraimondi.org.pe