Química - Museo Raimondi

Química

Una de las facetas más intrigantes de la vida de Raimondi en Italia ha sido dilucidar el grado de su capacitación y acreditación académica, ya que no existen registros, documentos, testimonios de parte o de terceros que den luces sobre el particular. Sin embargo es justamente su labor química en la que podemos encontrar la evidencia acerca de esta interrogante.

Es así que resulta por demás evidente que Raimondi siguió en Italia intensos estudios en el amplio campo que involucra la historia natural, con particular énfasis en las especialidades de química, botánica y geología. Esta capacitación científica se debió haber realizado en el Jardín Botánico de Milán, institución frecuentada por el sabio en sus años en Italia. Prueba de su período es un cuaderno manuscrito en italiano de su puño y letra titulado “Chimil Technique” (Técnica Química), el que es un exhaustivo compendio de casi trescientas páginas sobre las variedades de análisis y técnicas químicas de ese tiempo.

Este cuaderno, que se conserva en el Museo Raimondi, aparece rotulado en su primera página con la fecha de 1843, es decir siete años antes de su llegada al Perú. Estos detalles dan cuenta del nivel de especialización de los estudios en los que Raimondi estuvo involucrado en Italia. Es también evidencia del aprecio que por este documento guardaba el Naturalista, al haberlo traído consigo desde Europa. Este cuaderno de química fue utilizado como una referencia importante para la preparación de su curso de Química Analítica como docente en el Colegio de la Independencia. Prueba de ello es otro cuaderno del Naturalista fechado el año de 1852, el que comparte con su similar de Italia algunos aspectos en el orden y organización de las materias químicas e incluso reproduce algunos de sus dibujos. El hecho que Raimondi recurriera al auxilio de sus manuscritos italianos es una señal de la ausencia de bibliotecas debidamente equipas en este tema y del estado incipiente de la enseñanza química en nuestro medio, tal cual lo hace notar su biógrafo José Balta.

La labor química de Raimondi fue una de las facetas más importantes de su ejercicio profesional. Además de su trabajo como docente universitario en esta materia, realizó la identificación de miles de muestras minerales utilizando métodos químicos, también consultarías para particulares, especialmente empresarios mineros e incluso análisis clínicos para el diagnóstico del embarazo. Destaca su faceta de químico consultor contratado por el estado peruano, labor en la que alcanza notoriedad en el tema de la competencia entre el guano y el salitre, debate en el que se manifestó en favor de gravar el régimen de libre exportación del salitre, lo que le valió la antipatía de los empresarios vinculados a este recurso.

Por otra parte, no se puede dejar de mencionar la colaboración del químico aficionado arequipeño José Luis Paz Soldán, quien se desempeñó como su asistente en esta materia por varios años. En síntesis, la labor química de Raimondi fue probablemente la faceta de su ejercicio profesional más importante en nuestro medio, a la vez de una de sus principales fuentes de ingresos. Su esfuerzo y talento en este campo lo sitúan con toda justicia como el padre de la Química y la Farmacopea moderna en nuestro país.

Copyright © 2017 - museoraimondi.org.pe

Av. La Fontana 755, La Molina. Lima 12 - Perú - T (+511)614-9700 F 614-9701 - webmaster@museoraimondi.org.pe